Relación amorosa en la oficina ¿Funciona?

por Redacción Fratela

3 elementos negocios

Todos queremos que llegue el amor a nuestra vida, pero ¿Cómo vamos a conocer a esa persona especial si pasamos la mayoría del tiempo en una oficina trabajando?

Por esta razón es muy común que las relaciones se den dentro de nuestro lugar de trabajo, la convivencia y el deseo de tener una relación nos puede acercar intencionalmente o “sin querer” a una persona con la que compartamos un espacio dentro del trabajo.

Todos conocemos muchas parejas que se conocieron en su lugar de trabajo, muchas de ellas, llevan varios años juntas y algunas duraron poco tiempo. Algunas de estas relaciones no sobreviven porque la convivencia permanente puede ser un arma de doble filo.

Muchas veces es inevitable sentir atracción por un compañero de trabajo, sin embargo, para que esta situación no afecte nuestro trabajo, es necesario que tomemos ciertas acciones para que la relación no tenga consecuencias negativas.

En Fratela te decimos qué hacer en caso de que te veas en esta situación:

1- Procura nunca relacionarte con tu jefe o alguien que te a ti reporte directamente.

Cuando tienes una relación cercana con una persona, la confianza hace que nos sintamos en la libertad de decir ciertas cosas que de otra forma no seríamos capaces. La línea de respeto jamás debe cruzarse en ninguna relación, especialmente en una pareja, sin embargo, si tu pareja es tu jefe o tu subordinado, es muy posible que la relación pueda volverse tensa. Por ello es muy recomendable no tener una relación con alguien con quien trabajes directamente y tenga cierto “control” sobre ti o viceversa.

2- Evita relacionarte con gente con la que colaboras todo el tiempo.

Lo más común es que haya relaciones entre compañeros que trabajan directamente, ya que el trato y la convivencia frecuente, hacen que se genere un sentido mayor de intimidad y contacto emocional. Esta situación de convivencia constante, puede ser un arma de doble filo, ya que pueden surgir los conflictos, los celos u otros problemas derivados de la falta de espacio y tiempo individual. Por ello si estás en una relación con un compañero de trabajo con el que trates directamente temas profesionales, se recomienda que busques espacios de privacidad así como un tiempo para ti.

3- Recuerda que en horario de oficina, el trabajo es lo más importante.

No mezcles el trabajo con tu relación personal, en horario laboral, tu prioridad deben ser tus actividades y responsabilidades dentro de la empresa, evita los conflictos o discusiones dentro de tu oficina, los trapos sucios se lavan en casa.

4- Piensa en las consecuencias que puede tener si la relación termina.

Un factor que ayuda a superar una ruptura, es la distancia y la falta de comunicación, de otra forma, las cosas son más complicadas. Cuando te relacionas con alguien que trabaja en tu oficina, las cosas pueden ser más difíciles y tensas, por ello es importante medir las consecuencias que puede tener para ti y tu empleo, relacionarte con un compañero de trabajo, especialmente si trabajan juntos en proyectos.

5- Conoce las políticas de tu empresa acerca de las relaciones interpersonales entre los trabajadores.

Algunas empresas tienen dentro de sus políticas, cláusulas que hablan de las relaciones interpersonales de sus empleados, en algunos casos, se prohíbe que dos empleados sean pareja, por ello es importante que conozcas esta información para que esto no perjudique tu trabajo.

Al final tener una relación con un compañero de trabajo, no está ni bien ni mal. Es de esperarse que suceda si es la gente con la que más convives en tu día a día y difícilmente puedes conocer personas fuera de tu trabajo, sin embargo, es importante que tu relación no afecte tu desempeño o actitud en tus actividades, de otra forma puedes tener conflictos innecesarios.

Una relación en la oficina puede funcionar siempre y cuando sean objetivos con la realidad, cada quien tenga su espacio y su trabajo no se vea afectado por esta situación.



Tags: