¿Qué hago si no he logrado comenzar con mis metas de este año?

por Redacción Fratela

pexels-photo-284011

 

¿Cuántas veces has hecho propósitos de año nuevo que no has podido cumplir? 

Ya estamos a algunas semanas de haber empezado el año, ¿estás en camino de lograr tus propósitos? Si no es así, no te desanimes, siempre es un buen momento para comenzar.

Esto nos ha pasado a todos más de una vez, ya que generalmente los propósitos que hacemos al comenzar un año nuevo, suelen ser cosas que nos cuesta trabajo hacer constantemente, por ello tenemos el objetivo de comenzar a hacerlo ahora.

Algunos propósitos se cumplen fácilmente y otros se quedan en el baúl de los propósitos incumplidos, esperando al siguiente año para volverlo a intentar. Personalmente, me gusta escribir en un cuaderno todos mis propósitos y revisar la lista al final del año, esto lo he hecho desde el 2008 y me anima ver que aún cuando no logré todo el mismo año, he logrado cumplir con la mayoría de mis propósitos con el tiempo.

Sabemos que cumplir los propósitos o metas no es tarea fácil, por ello en Fratela, queremos darte algunos tips para que puedas cumplir tus propósitos de este año.

 

  1. Elige propósitos que realmente sean importantes y te acerquen a la persona que quieres ser.

En ocasiones, es posible que elijamos propósitos que no necesariamente nos acercan a la persona que queremos ser, es importante que elijamos aquellos que realmente nos harán tener un cambio importante.

2. Reduce tu lista a aquellas metas que sea posible cumplir.

Si tu lista es demasiado extensa, es posible que no cumplas varios de ellos, esto puede llegar a provocarte frustración, por ello, es importante que elijas aquellas metas que puedas cumplir. Por ejemplo es difícil bajar de peso y dejar de fumar al mismo tiempo, en este caso ¿cuál es la prioridad para ti? Lo importante es que no abandones tus metas sólo porque no es sencillo.

3. Escribe a detalle cuáles son los beneficios que recibes si alcanzas tu meta.

Mientras más escribas a detalle los beneficios que recibirás si cumples tu propósito, más motivación tendrás. A veces no nos comprometemos hasta que vemos la magnitud de los beneficios que recibiremos por cambiar un hábito o una actitud. Por ejemplo; ¿Qué beneficios recibirás al comenzar a hacer ejercicio o dejar de fumar? ¿Es bueno para tu salud pero también para tu apariencia física?

4. Ten una estrategia para cada uno de tus propósitos.

Pocas cosas se pueden lograr sin un plan de acción, si no seguimos una estrategia, nos quedaremos en la intención, ya que no sabremos cuál es el siguiente paso. Por ejemplo; si tu plan es perder peso, piensa en qué acciones tienes que tomar y cómo lo podrás lograr. Puede ser ir con una nutrióloga para seguir una dieta, inscribirte al gimnasio o salir a correr todas las mañanas al menos 20 minutos, irte deshaciendo de la ropa que ya no te queda, etc. Si pones fecha de cumplimiento a tus metas, es mucho mejor.

5. Prepárate para hacer algunos cambios en tus hábitos. 

Muchas veces para poder cumplir con alguno de tus propósitos, es necesario que cambies alguno o varios de tus hábitos, ya que de otra forma, será muy difícil, por ello, hacer un plan de acción e ir cambiando costumbres, puede ayudarte mucho para lograr tus metas. Por ejemplo, si tu plan es comenzar a hacer ejercicio, podrías empezar por levantarte temprano para que la falta de tiempo no sea una justificación para no hacerlo.

6.  Motívate y prémiate cada vez que obtengas un logro o te acerques a tu meta.

La motivación, es una de tus más grandes aliadas para cumplir tus metas, mientras más veas resultados que te acerquen a lo que quieres, más ganas tendrás de seguirte esforzando, por ello, busca recompensarte cada vez que logres algo nuevo, siempre y cuando esta recompensa sea algo que apoye tus mejoras. Por ejemplo si bajaste uno o dos kilogramos, no te premies con comida, ya que esto sabotea tu esfuerzo, mejor cómprate una prenda de tu nueva talla para que te sientas motivada y mejor contigo misma.

7. Crea en ti este hábito al repetirlo durante más de 21 días.

Cuando queremos cambiar un hábito, es importante repetirlo al menos durante 21 días, ya que este es aproximadamente el tiempo que tardamos en adoptarlo y hacerlo parte de nuestra rutina diaria. Si tu objetivo es comer sano, si lo haces durante 21 días o más, te será más fácil mantener este hábito, lo mismo sucede con los pensamientos positivos, hacer ejercicio, dejar de fumar, levantarse temprano, etc.

Como puedes ver, lo más importante es no desanimarse jamás, ya que el mejor día para comenzar, es HOY. Si aún no comienzas a adoptar los nuevos hábitos o no has sabido cómo lograrlo, date la oportunidad de seguir estos pasos a partir y de hoy, verás que te es mucho más fácil.



Tags: año nuevo, bienestar, éxito, felicidad, metas, mujer, propósitos, propósitos de año nuevo