¿Por qué jamás debes agregar desconocidos a Facebook?

 

imagen 80

 

La primera vez que usé Facebook tenía 22 años, era una maravilla para mí y todos mis amigos. Compartíamos fotografías de nuestras fiestas en la universidad; logré contactar a amigos de la primaria y algunos que estudiaron conmigo en el extranjero a los cuales les había perdido la pista por completo. Hoy en día me siento actualizada sobre la vida de muchas personas que he conocido a lo largo del tiempo; algunos se han casado y ya tienen hijos, otros tienen trabajos exitosos y algunos viajan por todo el mundo.

Sin duda, Facebook es una herramienta extraordinaria que nos acerca a  las personas que están lejos pero también tiene un enorme lado obscuro que muchos ignoramos o al cual no ponemos atención y que aparenta no tener consecuencias.

En fechas recientes, leí un post en un blog que hablaba acerca de la aterradora historia que vivió una joven como consecuencia de haber aceptado a una persona desconocida a Facebook, sin pensarlo mucho, decidió abrirle parte de su vida a un perfecto extraño. Al final, ¿quién espera que algo tan sencillo pueda tener consecuencias tan graves?

En realidad desconozco si esta historia es real o no, hoy en día es difícil saberlo con todo lo que circula por las redes sociales, sin embargo, es muy cierto que desconocemos lo vulnerables que nos encontramos al exponer tanta información de nuestra vida personal en internet (fotos, amigos, familia, trabajo, fecha de nacimiento, etc).

Considero que es sumamente grave abrir tanto de nuestra vida a personas que no conocemos en lo absoluto, esto nos pone en un estado de vulnerabilidad, en especial a los más jóvenes que además suelen confiar más en los desconocidos y para quienes es más fácil tomar este tipo de situaciones a la ligera.

¿Por qué me vuelvo vulnerable al agregar desconocidos a mi lista de amigos en Facebook?

Tengo contactos en Facebook que incluso ponen todo el tiempo el lugar en que se encuentran, ya sea un restaurante, el gimnasio, su trabajo, etc. En realidad muchos de ellos no saben a quién le está llegando toda esta información ni el uso que le pueden llegar a dar.

Si agregas a todo aquél que te envía una invitación o toda tu información es pública, cualquier desconocido puede saber exactamente lo que estás haciendo en cualquier momento y eso te pone en riesgo a ti pero desafortunadamente a tu familia y amigos también.

En Fratela queremos promover que asumamos la responsabilidad que tenemos sobre la información que compartimos en redes sociales. Si tienes hijos, no pierdas de vista lo que comparten en sus perfiles y quiénes son sus amigos en esta red. (Personalmente opino que Facebook no es una red en la que deberían participar menores de edad)

Las experiencias negativas que han tenido otras personas, nos llevan a entender más a fondo los riesgos que puede tener para cualquier persona agregar a un desconocido en Facebook (o en cualquier red social que contenga información personal para tal caso). Estos son los riesgos más comunes:

  • Corres el riesgo de que el perfil que te envió la invitación sea falso.

La mayoría de los perfiles que buscan extraer información de las personas para cometer un delito, son falsos. Rara vez alguien ocupa un perfil verdadero para acosar o agredir a otra persona, por ello si no conoces a la persona o su perfil te parece sospechoso, no la aceptes como amigo(a) o contacto, aun teniendo muchos amigos en común.

  • Pueden conocer todos tus movimientos.

Cuando pones en redes sociales tus ubicaciones, cualquiera sabe qué lugares frecuentas y con qué personas. Por otro lado si sales de viaje y lo publicas, pueden asumir que no hay nadie en tu casa y que es un buen momento para cometer un robo. En México se ha escuchado de muchos casos en los que ladrones, secuestradores y hasta tratantes de personas buscan a sus víctimas a través de las redes sociales. Evita publicar todos tus movimientos en tu perfil.

  • Puedes ser víctima de acoso si chateas con extraños.

Muchas personas han sido víctimas de acoso al aceptar gente desconocida confiando en que la conocen pero no la recuerdan, este es un truco común. Si no recuerdas a una persona es muy probable que sea porque no la conoces, evita dar información personal como tu teléfono, dirección, lugar de trabajo, ingresos, etc.

  • Puedes poner en riesgo a tus familiares y amigos.

Muchas veces agregamos extraños a nuestras redes sociales porque al tener muchos amigos en común, pensamos que podemos conocerlos de algún lugar. Cuando agregamos desconocidos, contribuimos a que nuestros amigos o familiares los acepten de igual forma pensando lo mismo.

Lo ideal es evitar abrirle la puerta de nuestra vida a personas que no conocemos, en Facebook existe un manejo de privacidad muy extenso en el cual puedes controlar qué información puede ver cada persona, por ello te sugerimos que además de restringir el acceso a tu información a ciertas personas, mejores algunos hábitos de uso como publicar tu ubicación todo el tiempo.

Si alguna vez has sido víctima de acoso o de algún delito a través de Facebook, no dudes en denunciarlo, con esto no sólo obtendrás una solución, sino que ayudarás a que esto no le suceda a otras personas.

La mejor manera de mantenernos seguros es no ponernos en riesgo, en especial cuando hay menores de edad de por medio. Las redes sociales son un medio extraordinario para conectar con nuestros amigos y seres queridos, evita que tu grupo se contamine con gente negativa.

¡La responsabilidad es tuya!



Tags: