¿Pitch de elevador, para qué sirve?

pitch

Actualmente en el medio del emprendimiento se escucha mucho el término “Pitch”, que es un anglicismo que se utiliza para referirse a la presentación breve y exitosa de un proyecto de emprendimiento ante clientes potenciales o futuros socios o inversionistas; es usado principalmente por las “Startups”.

El objetivo principal de hacer un Pitch de Elevador, es atraer clientes, socios o inversionistas a tu proyecto. No es simplemente una presentación común, sino que en pocos minutos, debe ser capaz de captar y cautivar la atención del receptor.  ¿Cómo podemos atraer inversionistas o socios en un mínimo de tiempo posible?

Todo emprendedor debe saber a la perfección cómo elaborar un “Pitch”, ya que esta es su mejor herramienta para demostrar y convencer a otros sobre el potencial de su proyecto.

A continuación en Fratela, te damos algunas sugerencias para que elabores el mejor Pitch posible para tu proyecto:

Antes de comenzar…

  • Aterriza lo más posible tu idea, lo importante es que sea posible visualizarla como un negocio rentable.
  • Asegúrate de contar con un equipo de socios confiable y definan el rol de cada uno de ellos.
  • Crea un “Business Plan” en el cual desarrolles todo tu proyecto de principio a fin, plantea el mercado al que te diriges, clientes potenciales y estrategias; un plan financiero para conocer los costos de tu proyecto, así como un estimado de cuándo se espera recuperar la inversión.
  • Conoce a la perfección el mercado al cual vas a dirigir tu proyecto.
  • Ten una estrategia definida para atraer inversionistas, socios, clientes y/o usuarios para tu proyecto.
  • Cree profundamente en tu proyecto, esto te ayudará a transmitir la pasión que sientes y ésta tiende a ser contagiosa.

¿Cómo creo mi Pitch?

Un Pitch ideal necesita no ser mayor a 5 minutos, en ese tiempo debes ser capaz de explicar con claridad tu proyecto, así mismo debe ser atractiva y dinámica para poder cautivar a los receptores.

1-      ¿Qué, cómo y por qué? Una explicación breve de tu proyecto, qué es, cómo lo piensas hacer y por qué.

2-      ¿Cuál es tu propuesta de valor? Todo proyecto debe tener un valor que lo distinga del resto, ¿cuál es el tuyo?

3-      ¿Cuál es tu grupo objetivo? A quiénes va dirigido tu proyecto, tu mercado meta.

4-      ¿Qué proyecciones financieras tiene? Cuánto cuesta, cuándo se espera que puedan recuperar su inversión, etc.

5-      ¿Dónde esperan estar en el futuro? Es importante describir cómo se ven en un par de años como proyecto o empresa.

6-      ¿Quiénes conforman el equipo? Es muy importante que los socios o “partners” del proyecto, puedan atraer con su pasión a las demás personas. Transmite tu pasión y amor por el proyecto.

No olvides estos puntos…

  • Menos es más, sé directa.
  • Siempre sé realista sobre los alcances de tu proyecto.
  • Demuestra que puedes mantener finanzas sanas, la confianza en esta área es vital.
  • Recuerda que las cosas llevan un proceso y que rara vez algo ocurre de un día para otro.
  • Escucha y toma en cuenta toda la retroalimentación que recibas con respecto a tu proyecto, esto te ayudará a mejorarlo y a idear nuevas estrategias.
  • Aprende a aceptar las críticas objetivas, eso siempre te ayudará a ser mejor.

Recuerda que en la vida del emprendedor hay muchos baches y contratiempos, que siempre sobreviven aquellos que están dispuestos a recorrer el kilómetro extra y a no darse por vencidos. Una buena idea la puede tener cualquier persona, la capacidad de mantenerse firme y ser perseverante, es lo que realmente hará que se materialice y sea exitosa.

 



Tags: