Pequeñas acciones, grandes cambios

grandes cambios 2

A todas nos encantaría tener una vida mucho más plena y sana, que refleje un estilo de vida adecuado a nuestras condiciones y que nos haga sentir más felices. Lograr esto no siempre resulta una tarea sencilla, sin embargo no es imposible y las satisfacciones que conlleva al final son mayores que cualquier obstáculo que se nos pudiera presentar.

Es momento de actuar, respira hondo y toma el impulso que te ayude a conseguir todo lo que tú mereces y deseas. Prepárate para dejar de ser una espectadora de tus circunstancias y comenzar a construir hábitos saludables, pequeñas batallas de las cuales saldrás victoriosa, haz tiempo para ti y sobre todo ten la voluntad de mejorar.

Comienza HOY por cambiar

Vale la pena que comiences hoy con pequeños cambios en tu rutina diaria para que establezcas un hábito, un comportamiento que se realiza de manera repetida y puede ser malo (vicio) o bueno (virtud). Para que desde hoy puedas poner en marcha hábitos adecuados que  te ayuden a estar mejor, sólo necesitas un poco de voluntad, que te impulse día a día para llevar a cabo las actividades cotidianas.

No es necesario, ni sano que pretendas cambiar todo de un sólo impulso, erradicar costumbres que construiste a lo largo de toda una vida requiere tiempo y paciencia. Te damos algunos tips de cómo puedes mejorar ciertas conductas que te ayudarán a sentirte bien y estar mejor:

  • Haz ejercicio de manera regular y conforme a tus posibilidades y necesidades por lo menos una hora al día. Busca un momento que mejor se ajuste a ti y aprovecha todas las actividades que hay a tu alcance. Cerciórate siempre de asistir con profesionales bien informados en su tema para que puedan asesorarte e indicarte los ejercicios adecuados a tu condición.
  •  Ten una alimentación saludable y equilibrada, lo cual no significa que debas matarte con una dieta sino simplemente alimentarte de forma balanceada con todos los nutrientes que necesita tu cuerpo, recuerda que somos lo que comemos y por ello te recomendamos visitar a nutriólogos especialistas que podrán brindarte un programa de alimentación equilibrado.
  •  Usa el tiempo libre en actividades y pasatiempos que te gusten. Permítete disfrutar de un momento al día en el que te sientas completamente feliz con lo que haces en compañía de tus seres queridos o sola, con esto también reducirás el nivel de estrés diario.
  •  Ejercita la mente para que tu cerebro pueda seguir generando ideas fabulosas y formas creativas de buscar soluciones a los obstáculos de la vida. Hay muchas actividades que puedes llevar a cabo para mantener en forma tus pensamientos, por ejemplo leer, ver menos televisión, realizar ejercicios de actividad neurolingüística, entre otros. Ponte cada día un pequeño reto y no permitas que tu cerebro se atrofie con el paso del tiempo.
  •  Evita las grasas excesivas en los alimentos y las bebidas gaseosas. Desafortunadamente uno de los problemas más graves que nos aquejan en la actualidad es la obesidad y con ello todas las complicaciones que afectan la salud de las personas, pero no todo está perdido, puesto que hoy en día hay muchos alimentos deliciosos, fáciles de preparar y muy saludables bajos en grasas. Hay que eliminar de nuestra mente la creencia de que la comida grasosa es más sabrosa. Atrévete a experimentar cosas nuevas, tu salud bien lo vale.
  •  Duerme lo adecuado. En general los especialistas recomiendan un sueño de 7 u 8 horas para mantener un buen nivel de energía durante el día que te lleve a cumplir con todas tus actividades.
  • Ten más pensamientos positivos. Es asombroso como las mujeres solemos recriminarnos cosas en nuestra mente por días, deja de culparte por todo lo que pase a tu alrededor y repite una frase positiva cada vez que puedas; con el paso del tiempo te sentirás cada vez más feliz.

Son muchas las cosas que puedes hacer hoy por ti, no es necesario que lo cambies todo a la vez, ajusta tus tiempos y prioriza cuáles son los aspectos de tu vida qué te gustaría mejorar poco a poco. Puedes ir aumentando la lista de hábitos saludables conforme vayas logrando avances. Busca la motivación dentro de ti y no hagas excepciones en el proceso, tú vales la pena.

 



Tags: alegría, belleza, bienestar, creencias, enojo, felicidad, miedo, mujer, patrones, profesión, salud, superación, tristeza, vida