Miedo a perder tu trabajo

por Redacción Fratela

panico a perder tu trabajo

Desde hace ya muchos años, se nos dice que debemos de estar agradecidos por lo afortunados que somos por contar con un empleo; que es demasiado difícil conseguir un trabajo digno, tengas la escolaridad que tengas y que debes aferrarte con todas tus fuerzas a tu puesto de trabajo para poder sobrevivir porque siempre estamos en crisis.

Es cierto que hay crisis económica y no sólo en México sino en casi todo el mundo; sin embargo, los tiempos de crisis también son tiempos de oportunidades. En Fratela pensamos que no existe ningún obstáculo que no pueda ser conquistado, lo único que nos detiene de lograr nuestras metas y superarnos, es el miedo.

Si tú nunca has perdido un trabajo o lo has dejado, es probable que no hayas experimentado lo que es buscar un nuevo empleo y lograrlo. De ninguna manera sugerimos que es algo sencillo, conseguir un nuevo empleo requiere de mucha convicción, tenacidad y deseos de conseguirlo, sin embargo no es imposible aunque lo parezca.

Vivir con miedo a perder tu trabajo te afecta más de lo que piensas…

Sabemos que perder nuestro empleo no sólo implica quedarnos ociosos, sino que representa la pérdida de nuestra fuente de ingresos, esto es lo que más puede preocuparnos, sobre todo cuando tenemos compromisos importantes como la renta, la hipoteca o la educación de nuestros hijos.

Es importante valorar nuestro trabajo y dar lo mejor de nosotros, sin embargo necesitamos estar conscientes de las implicaciones que tiene para nuestra salud física y emocional, vivir con pánico a perder nuestro empleo. Vivir con miedo no sólo nos dañará la salud, sino que nos hará autosabotearnos y dejar de cumplir con nuestras actividades.

¿Cómo me autosaboteo en el trabajo?

  • Vives estresado y de mal humor. Está comprobado que muchas enfermedades son provocadas por nuestro estado de ánimo, nuestras defensas bajan cuando pasamos largos periodos frustrados o deprimidos. Además de enfermarnos, es posible que estar de mal humor y vivir bajo mucho estrés, nos lleve a generar más conflictos de lo normal, ya que nuestra tolerancia en esas situaciones, tiende a reducirse. Te recomendamos que te enfoques en tu trabajo y que evites alimentar tus pensamientos de frustración.
  • No mejoran los conflictos con las personas de tu oficina. Cuando nuestro miedo a perder nuestro empleo, se debe a que tenemos conflictos con algún compañero de trabajo o hasta con nuestro propio jefe, es normal que sintamos un ambiente tenso, lo mejor es siempre buscar reducir la tensión y no provocar o continuar con una situación de conflicto. Si eres agredido o te sientes amenazado por un compañero de trabajo, reporta la situación al área de Recursos Humanos para que te ayuden a encontrar una solución.
  • Siempre buscas tener la razón. A veces es mejor que seamos selectivos en las batallas que luchamos. Nuestro ego se puede ver afectado y como consecuencia hacemos “una tormenta en un vaso de agua”. Lo mejor es procurar no buscar siempre tener la razón, sobre todo cuando logremos darnos cuenta de que no la tenemos. Es mejor aceptar que hemos cometido un error que continuar equivocados y provocar conflictos innecesarios.
  • Te llevas tus problemas personales al trabajo y viceversa.  A veces cuando tenemos problemas personales, nos es muy difícil no mezclarlos con nuestra vida profesional y cuando tenemos problemas en el trabajo, difícilmente no los mezclamos con nuestra vida personal, esto al final provoca muchos problemas, ya que el hecho de no poder separar una cosa de la otra hace que los conflictos se multipliquen y difícilmente encontraremos una solución adecuada a los mismos. Te recomendamos que procures no llevarte los problemas de la oficina a tu casa, ni los de tu casa a tu oficina.

¿Cómo evito tener miedo a perder mi trabajo?

  1.  Mantén la calma. Cuando permanecemos irritados durante mucho tiempo, es difícil que logremos tomar decisiones adecuadas. Con una actitud negativa, lo único que conseguimos es empeorar los conflictos. Trata de enfocarte en tu trabajo y de mantener una actitud positiva.
  2. Siempre da lo mejor de ti. Cuando haces tu mayor esfuerzo, es probable que tanto tu como los demás noten tu avance y tus logros. Cuando damos nuestro mayor esfuerzo, podemos tener la seguridad de que las cosas saldrán lo mejor posible, esto aunado a una actitud positiva crea un ambiente de confianza tanto para nosotros como para los que nos rodean.
  3. Potencializa tus talentos y reduce tus debilidades.  Si bien es cierto que todos tenemos tanto talentos como debilidades, es importante que nos enfoquemos en fortalecer nuestros talentos y en reducir nuestras debilidades para sacar lo mejor de nosotros mismos en nuestro trabajo. Nos volveremos más eficientes.
  4. Mantén siempre una buena actitud. En ocasiones las empresas se ven obligadas a recortar personal. Hay veces en que está fuera de nuestras manos perder nuestro empleo, sin embargo cuando se dan estos recortes, los jefes tienden a conservar a aquellos empleados que mantuvieron una mejor actitud y disposición para sacar su trabajo adelante. Alimenta tu buen ánimo y sé flexible.
  5. Concéntrate en tus actividades. Podemos perder la concentración y descuidar nuestras actividades, ya sea porque pensamos demasiado en nuestros problemas personales o porque el ambiente de trabajo es difícil. Procura mantenerte concentrado y fíjate metas a corto, mediano y largo plazo para que al irlas cumpliendo mejores tu desempeño.

Como puedes ver, hay muchas situaciones y circunstancias que nos llevan a vivir con miedo a perder nuestro trabajo, lo importante es que aprendamos a confiar en nosotros y en nuestras capacidades, al final del día, perder un empleo  no es el fin del mundo. Vivir con miedo no sólo no resuelve nuestros problemas sino que los empeora.  Aunque parezca casi imposible, hay más oportunidades laborales allá afuera que pueden ser perfectas para ti siempre y cuando te animes a buscarlas. ¡Vive sin miedo!

 



Tags: negocios, profesión, superación, trabajo