Los miedos más comunes al emprender y cómo enfrentarlos

por Redacción Fratela

miedo emprender

Si alguien que está emprendiendo por primera vez, dice que no siente miedo, está mintiendo. Todo nuevo emprendedor lo experimenta en mayor o menor medida, incluso un empresario con mucha experiencia puede llegar a sentir miedo aún con el paso del tiempo. El miedo como ya hemos mencionado varias veces en Fratela, es inherente al ser humano; nos ayuda a sobrevivir cuando es necesario, sin embargo, si no logramos controlarlo, terminará por controlarnos a nosotros y los resultados no serán los que buscamos.

El miedo es normal, lo importante es evitar que sea quien gobierne nuestros pensamientos y acciones. ¿Sabías que tus miedos pueden transformarse en oportunidades?

¿Cuáles son los miedos más comunes y cómo transformarlos?

El malestar nos está diciendo que hay algo que está mal y que lo debemos corregir o solucionar, por lo tanto, el miedo puede ser también una oportunidad para atrevernos a trabajar para alcanzar nuestro sueño de emprender. Te presentamos los temores más comunes para los emprendedores y cómo enfrentarlos:

Miedo común #1: No confiar en ti y en tus capacidades.

Te sorprenderías si supieras cuánta gente no confía en sí misma y en sus capacidades. Si alguna vez has desconfiado de ti, no eres la única, nos ha pasado a todos alguna vez. Es importante confiar en uno mismo, si tú no confías en ti, ¿quién lo hará?

¿Cuál es la solución?

Ponte metas más pequeñas que se puedan cumplir fácil y rápidamente.

Si vas completando pequeños logros diariamente, tu seguridad en ti, irá creciendo. Mientras pongas metas gigantes a cumplir en el corto plazo, te será muy difícil completarlas y esto sólo te hará sentir frustración y afectará tu autoestima por no lograrlo.

Miedo común #2: Pensar que tu producto necesita estar terminado para poderlo vender.

Este temor está muy relacionado con el anterior, cuando no confías en ti y en tu producto, será muy difícil que lo puedas vender. He conocido a muchos empresarios que piensan que el producto o servicio que desean vender tiene que estar 100% terminado para que alguien lo quiera y esto no siempre es una realidad.

¿Cuál es la solución?

Puedes hacer estudios de mercado sin pagar mucho dinero para saber si la gente estaría dispuesta a pagar por tu producto o servicio. Puedes preguntar a conocidos o amigos que sepas que serán honestos contigo y te dirán la verdad. También es importante que participes en ferias o concursos para que la gente te dé su opinión al respecto, recuerda que es importante que tú confíes en tu proyecto más que nadie.

Miedo común #3: Esperar que absolutamente todo sea perfecto.

Casi todas las personas tenemos problemas con el perfeccionismo, nos cuesta trabajo pensar que lo que hacemos está bien porque siempre buscamos la imperfección y nos fijamos en lo que falta o está mal y no en lo que hemos avanzado. Lo único que tenemos que saber de cierto es que la perfección no existe, nunca se dará la situación perfecta ni llegará el momento perfecto, tenemos que hacer lo más posible con lo que contamos hoy.

¿Cuál es la solución?

Deja de estresarte por los pequeños detalles, no esperes que nada sea perfecto, obviamente esto no significa que debes descuidar la calidad de tu trabajo, sin embargo, obsesionarte con la perfección terminará por hacerte sentir que tu trabajo no es bueno, ya que jamás la alcanzarás.

Miedo común #4: Pensar que todos tus recursos van a provenir de algún inversionista.

Pocas cosas dan tanto terror a la mayoría de las personas, como pensar en el dinero al momento de emprender, piensan que necesitarán de mucho capital para poder comenzar su propio negocio o que les será imposible conseguir los recursos necesarios para comenzar su negocio, sin embargo, esto no es una realidad.

¿Cuál es la solución?

Comienza a hacer redes de trabajo o “networking” para conocer gente del medio en que te estás desenvolviendo, esto te ayudará a conocer mejor a tu mercado y a tu competencia, así como a la gente que puede invertir en tu proyecto. Usa tu creatividad, comienza a pensar como una empresaria y deja de pensar como una empleada, esto te ayudará a mejorar tu autodirección, recuerda que al emprender, rara vez tenemos a alguien que nos diga lo que tenemos que hacer.

Miedo común #5: Sentir que no tienes la suficiente experiencia y conocimientos para comenzar.

Este miedo es realmente un dolor de cabeza para la mayoría de los nuevos empresarios que pueden llegar a pensar que para comenzar un negocio propio, necesitan dominar todo lo referente a su negocio, conocer de pies a cabeza su mercado, sus competidores, sus productos, distribuidores, clientes potenciales, etc.  Esto no es una realidad, puedes aprender sobre la marcha mientras vas recorriendo el camino, de hecho, esa es la idea.

¿Cuál es la solución?

Lo ideal es que te prepares y que busques aprender cosas nuevas todo el tiempo para mejorar tu negocio e incrementar tus ventas, busca mentores, cursos, apoyos, talleres, en fin, busca todo lo que sea posible para comenzar a adquirir los conocimientos y experiencia que necesitas, la forma de conseguirlos es comenzando. ¡Empieza hoy mismo!

Como puedes ver, los miedos siempre van a estar ahí asechando y tratando de hacerte la vida miserable, lo importante es que no les des todo el poder ni bases sus decisiones en ellos, ya que serán tus peores consejeros.

Enfréntate a tus miedos y comienza a recorrer el camino del emprendimiento, es uno que se aprende cuando lo comenzamos a recorrer, no antes, está en tus manos decidirte a hacer tus sueños una realidad.



Tags: carrera profesional, emprendedoras, emprender, enfrentar miedo emprender, enfrentar temor, éxito, éxito profesional, miedos, mujeres empresarias, mujeres exitosas, negocios, profesión, temor