La importancia de los buenos hábitos

shutterstock_74016916-fx2

Hoy en día escuchamos hablar mucho acerca de los buenos hábitos, todos tenemos buenos hábitos en algún área de nuestra vida, algunas personas comen sanamente, se despiertan temprano todos los días, se ejercitan diariamente, tratan de cocinar sus propios alimentos o llegan temprano a sus citas.

Tener buenos hábitos implica tener un alto nivel de compromiso, no hacia las demás personas o circunstancias sino hacia nosotras mismas. Cuando  entendemos el valor de los buenos hábitos y la importancia de implementarlos en nuestra vida, resulta más fácil.

Cuando nos amamos y respetamos tenemos un sinfín de buenos hábitos que nos ayudan a tener una vida llena de satisfacciones y bienestar; por ejemplo el hábito de la puntualidad nos ayuda a conservar y mejorar nuestras relaciones con las demás personas, ya sea de trabajo o personales, puesto que es una señal de respeto y formalidad.

Tener el hábito de alimentarnos sanamente y ejercitarnos con frecuencia, nos ayudará a tener una mejor calidad de vida, a prevenir problemas de salud, a sentirnos bien, a mejorar nuestro aspecto físico y por ende a mejorar nuestra autoestima.

Tener buenos hábitos implica hacer un compromiso firme con nosotras mismas y mucha fuerza de voluntad para poder adoptarlos en nuestras vidas, por ello es importante que nos apoyemos en nuestros familiares y amigos para que nos den una visión objetiva acerca de qué hábitos nos podrían ayudar a ser mejores, incluso podemos transmitírselos para que ellos también los adopten, el apoyo mutuo siempre es una buena herramienta. Evita buscar la opinión de personas tóxicas y negativas, ya que no serán objetivas y sólo te harán desanimarte.

Tips para mejorar tus hábitos

La vida está llena de hábitos, buenos y malos, es igual de fácil tener hábitos positivos que negativos, pero transformarlos implica un esfuerzo y mucha fuerza de voluntad, un cambio de creencias y de valoración.

La respuesta está en ti, ¿Puedes cambiar tus hábitos?

  • Conoce los hábitos que te gustaría adoptar. Comienza por hacer una lista a detalle de los hábitos que te gustaría cambiar o mejorar.
  • Analiza las actitudes que te general conflictos. Si no has logrado identificar todos los malos  hábitos o no crees que no los tienes, cuestiónate qué tipo de conductas generan conflictos en tu vida diaria y con las personas que te rodean, un ejemplo sería si llegas a tus citas tarde y esto causa molestia en las demás personas, si no tienes energía porque no te alimentas sanamente o si tienes un poco de sobrepeso y esto te desagrada.
  • Haz conciencia de la importancia de cambiar los malos hábitos. Es importante concientizar de manera sutil, a la gente más cercana a ti de la importancia de mejorar sus hábitos, si lo hacen de forma simultánea será más fácil poder adoptarlos. Por ejemplo si alguien de tu familia compra comida chatarra y tú buscas alimentarte sanamente, es importante promover que no lo haga para que todos mejoren sus hábitos y su alimentación, en especial si esta persona padece sobrepeso.
  • Arma un plan de acción. Una vez que has identificado los hábitos que te gustaría adoptar, es necesario que realices un plan de acción para llevarlo a cabo. El primer paso es hacerte consciente el hábito que deseas cambiar y monitorear tus acciones y patrones de pensamiento constantemente para identificar por qué reaccionas de esa forma. Lo siguiente será repetir todos los días el nuevo hábito durante al menos 30 días, es el tiempo mínimo en el cual se adopta un hábito. Por ejemplo si quieres comenzar a ejercitarte, hazlo mínimo 4 días a la semana durante dos meses, de esta forma tu cuerpo y mente se adaptarán a las nuevas actividades que realizas.
  • Sé honesta contigo misma. Finalmente es necesario que seas objetiva y reconozcas si has seguido repitiendo los nuevos hábitos, analiza si ya sientes que forman parte de tu vida diaria. De no ser así, es importante analizar las causas que te impidieron lograrlo.

Los hábitos no son más que la repetición diaria de una actitud y de una disciplina. El mejor día para empezar a cambiar tus hábitos, es hoy. Si te detienes a pensar en todo el tiempo que toma cambiar un hábito, es probable que no lo hagas, lo importante es estar decidida y comenzar hoy mismo.



Tags: bienestar, peso, salud, superación, vida