La importancia de agradecer

por Redacción Fratela

 

mujer agradecer

 

Es normal que en estas épocas del año tengamos sentimientos de nostalgia y de añoranza hacia el pasado, pensando que todo lo que vivimos antes fue mejor. Sin embargo, el hacer esto no nos deja ver que muchas veces nuestra realidad ahora es incluso mejor de lo que pensamos, simplemente es cuestión de cambiar nuestro enfoque ante la vida y eso se logra siendo agradecido.

El tener un corazón agradecido puede hacer mucho para mejorar nuestro estado mental. Es una realidad que las personas que agradecen las cosas que pasan en su vida son más felices, esto es porque cuando agradecemos lo que tenemos nuestra visión de la vida es más positiva y atrae a las personas y situaciones que están en la misma sintonía que nosotros.

Tan solo piensa en el cambio que podría ocurrir en tu propia familia o en tu círculo de amigos si pensamientos y sentimientos positivos se compartieran todos los días. La definición de agradecimiento es: “el sentimiento de expresar gratitud, de valorar lo recibido”, pero ¿cuántos de nosotros en verdad agradecemos lo que tenemos?

El ser agradecido es una elección y lo mejor de todo es que puedes empezar ahora mismo a practicarlo. Piensa en aquello cosas que te hace sentir más gratitud, no tiene que ser algo demasiado grande o complicado, puede ser la sonrisa de un ser querido, el olor de tu comida favorita, pequeños placeres que hacen de tu día algo diferente. Muchas veces son las pequeñas cosas las que nos dan más alegrías y son las que debemos celebrar.

Intenta pensar en las cosas que te hacen sentir agradecimiento y después medita en cómo el hacer esto incrementa tu felicidad.

“El agradecimiento une. Hace prosperar nuestras relaciones. Y, a la inversa, quien toma agradecidamente, se ensancha en su interior y no puede menos que dar y regalar por su parte lo que ha tomado como regalo. Por tanto, el agradecimiento no sólo me hace feliz y rico a mí mismo, sino también a otros”.

Bert Hellinger.

 

 

 



Tags: agradecer, alegría, bienestar, felicidad