Inteligencia financiera

inteligencia financiera

¿Eres alguien que a pesar de ganar lo que sea siempre está en deuda?

Crear abundancia no es un milagro, ni cuestión de suerte, es el resultado del esfuerzo sostenido. La inteligencia financiera se define de manera simple y clara como la habilidad de generar riqueza, o como la capacidad para resolver o eludir problemas financieros. Desarrollando tu habilidad para generar riqueza, estés en donde estés, pase lo que pase siempre puedes generarla nuevamente.

¿Parece muy complicado? Todos podemos desarrollar la inteligencia financiera, esto nos ayuda a administrar mejor el dinero y con ello generar lo que anhelamos. ¿Por qué para algunas personas es fácil generar dinero y para otras es una tarea titánica? La respuesta es muy sencilla, aquellos que generan el dinero fácilmente, lo aprendieron desde niños, imitando a alguien de su familia o su entorno.

La mayoría de las experiencias de vida que tenemos como adultos son el resultado de lo que vivimos en nuestra infancia, si en casa se hablaba de bienestar y nos enseñaron a generarlo, es lo que vamos a repetir en nuestra edad adulta, si por el contrario en casa se hablaba de carencia y limitación, ese será nuestro diario vivir. La buena noticia es que toda esa historia la podemos cambiar si nos esforzamos, nos capacitamos y trabajamos en consecuencia.

 

¿Qué puedo hacer para desarrollar mi inteligencia financiera?

  • No busques atajos o soluciones mágicas, únicamente te causarán frustración.
  • Haz una revisión de todas las creencias que tienes de infancia.
  • Descubre cuál es tu pasión, si estas en la profesión equivocada seguramente te sentirás frustrado..
  • Elabora un proyecto de vida realista. Establece acciones a corto mediano y largo plazo para alcanzar tus metas.
  • Estudia toda la información que puedas encontrar referente a economía y finanzas. Hay libros, artículos, documentales, sólo es cuestión de que te decidas.
  • Controla tus gastos por escrito.
  • Haz un presupuesto realista y ajústate a el.
  • Crea un fondo de emergencias.
  • Renegocia tus deudas.
  • Establece acciones que te puedan llevar a mejorar tus ingresos.

Hay inteligencias con las que naces y hay otras que puedes ir desarrollando, lo mejor es que todos tenemos  esa  capacidad, así que no esperes más y  ¡Aprovéchalo! Desarrolla tu potencial y sé libre financieramente.

 

 



Tags: creencias, inteligencia financiera, negocios, profesión