El sabor de la edad

 

 

Señores de edad 4

Todos queremos ser apreciados por lo que somos, sin embargo, vivimos pendientes de todas las cosas externas que nos hacen sentir que valemos como personas. Dentro de todo aquello que buscamos, existe una especial atracción por no envejecer, como si esto fuera a otorgarnos la felicidad que anhelamos.

La publicidad y el consumismo se han encargado de crear ideales que no son reales, como aquellas actrices y actores que parecen 20 ó 30 años menores (gracias a los retoques de las fotografías),  las delgadas y bellas modelos de dientes blancos y supuestas vidas perfectas entre muchos ejemplos, pero la realidad es que la edad se encuentra más en las creencias y los hábitos que en el organismo.

No conozco a ningún ser humano que haya podido ganarle la batalla al tiempo,  pero eso no quita que a la mayoría de las personas nos de miedo envejecer y por eso hacemos todo lo posible por retrasar el proceso, como teñirnos las canas, evitar las arrugas a toda costa, e inlcuso hay quienes además de decir que tienen una edad mucho menor, se visten como adolescentes con el riesgo de quedar en ridículo.

Si bien la ciencia ha tenido grandes avances tanto para alargar el promedio de vida así como para retrasar los signos de envejecimiento, lo cual nos beneficia a todos, lo importante es saber si los usamos como una mejora o como una forma de resistirnos a madurar.

 

¡Quién no evoluciona se queda en el pasado!

No es posible tener 30 años por siempre, cada edad tiene su encanto cuando se sabe vivir con dignidad. Quizá la juventud se va pero te acompaña la sabiduría. Una persona que se mantiene activa, que tiene proyectos y metas que cumplir, no se  preocupa por el calendario, el tiempo le parece poco para lograr todo lo que desea. Vivir con miedo del tiempo resta, ¿por qué no empezar a sumar con lo bueno que te ha pasado?

 

Haz un recuento de las cosas buenas

  • ¿Cuántos sueños has logrado?
  • ¿A cuántas personas has amado?
  • ¿Cuántas experiencias maravillosas has tenido?

 

¿Te imaginas si aplicas la experiencia que esos años te han dado, todo lo que puedes lograr?

¡Nunca es tarde, hoy puede ser el día! Estás a tiempo de cambiar todas las creencias negativas, piensa en lo mucho que puedes lograr si eres objetivo con tu realidad y pones metas adecuadas. Tienes la oportunidad de tener una vida plena llena de satisfacciones.

Toma acción para que no te pese el paso del tiempo:

  • Haz ejercicio físico.
  • Duerme al menos 8 horas.
  • Manten una actitud positiva.
  • No tengas aprensión con las cosas o personas.
  • Procura el cariño a tus seres queridos.
  • Evita malos hábitos como el consumo de tabaco y alcohol.
  • Cuida tu alimentación.
  • No te quedes estancado en el pasado, siempre ponte metas no importa la edad que tengas.

Ahora es cuando puedes llevar a cabo todas aquellas cosas que quedaron pendientes por todas las responsabilidades que tenías. Como persona no tienes fecha de caducidad,  todo depende de tu actitud así que celebra tu vida, no la desperdicies, reflexiona y date cuenta:

¡Envejecer es un privilegio!

 



Tags: actividad, alegría, bienestar, creencias, edad, envejecer, feliz, miedo envejecer, mujer, salud, superación, vida