Cómo decir adiós a la pereza en el trabajo

por Redacción Fratela

 

pereza

Es lunes a las 6:00 a.m., suena tu despertador y por más que lo intentas, sientes que no has descansado lo suficiente, es tiempo de levantarte porque en un par de horas tienes que estar en la oficina. Pasas largos periodos de tiempo en el coche para llegar a tu destino, el tráfico no perdona a nadie y se te ha hecho tarde. Llegas a la oficina que te recibe con muchos pendientes y un jefe que pide demasiado.

Todos hemos vivido esa pesadilla, la pereza es común y hasta cierto punto normal, esa sensación de que es demasiado trabajo y muy poco descanso es el pan nuestro de cada día: pero ¿qué pasa cuando esta pereza nos rebasa y nos hace sentir cada día más hartos y cansados, tanto así que no queremos hacer nada?

Terminamos saboteando nuestro trabajo y tarde o temprano, nuestro rendimiento disminuirá tanto que todos lo notarán y pondremos en riesgo nuestro empleo. Antes de que esto suceda, te damos algunos tips en Fratela para que logres enfrentar la pereza y ésta no afecte tu desempeño.

¿Qué hago con la pereza en el trabajo?

Es importante contar con un plan de acción para deshacerte de la pereza, es necesario hacer algunos cambios en tus hábitos tanto en tu vida personal como en la oficina:

Hábitos personales:

  • Trata de dormir lo más que puedas durante la noche, es recomendable que al menos sean 8 horas.
  • Haz ejercicio con regularidad, sabemos que la pereza lo hace más difícil pero esto recargará tu energía.
  • Cuida tu alimentación. Cuando nos alimentamos con comida chatarra, no optimizamos la energía, procura comer más frutas y verduras, así como beber más agua natural.
  • Busca ayuda de algún psicólogo en caso de que lleves mucho tiempo sin motivación y sintiendo pereza, es posible que también estés pasando por un periodo depresivo y buscar ayuda profesional te puede ayudar.

Hábitos en la oficina

  • Mantén limpio y ordenado tu lugar de trabajo, así lograremos sentirnos cómodos dentro de ese espacio.
  • Reconoce que sentir pereza en tu trabajo afecta tu rendimiento y que esto a la larga te impedirá crecer y mejorar en tu trabajo, tus jefes lo notarán y no te considerarán para un ascenso o incluso en casos extremos, te podría llevar a perder tu empleo.
  • Puedes dividir tus proyectos en pequeños objetivos para evitar agobiarte o preocuparte innecesariamente. No olvides que uno de tus objetivos es crecer dentro de la empresa y obtener un ascenso, así es que no dejes de ver la “película completa”.
  • No te permitas tener muchos espacios ociosos, si lo haces, te será más difícil retomar tus actividades que si lo haces de forma continua.
  • Toma “breaks” cortos, sólo procura que no duren demasiado porque pueden distraerte y hacerte perder el tiempo, generando más pereza.
  • Busca la motivación, es un excelente combustible que te ayudará a desempeñarte mejor, si no nos sentimos motivados, es muy difícil quitarnos la pereza.
  •  Anímate a intentar formas nuevas de hacer las cosas y busca el lado positivo a todo. El optimismo siempre ayuda en cualquier aspecto de la vida.

La única persona que puede ayudarte a dejar la pereza atrás, eres tú. La acción consciente y el enfoque, son importantes para dirigirte adecuadamente. Recuerda que es importante que intentes dar lo mejor de ti en tu trabajo, ya que es lo que te ayudará a crecer dentro de la empresa.

¿Te animas a hacer algo para dejar la pereza atrás?



Tags: negocios, pereza en el trabajo, profesión, trabajo