Cómo confiar en ti misma en los momentos difíciles

7 como confiar- interior

Seguramente alguna vez has pasado por momentos en los que no te sientes lo suficientemente buena o capaz para enfrentar las situaciones que la vida te va presentando; esta sensación es normal, nos pasa a todos, ni siquiera la persona más exitosa y segura de sí misma se salva de esta situación.

La confianza en uno mismo está directamente relacionada con la autoestima, sin embargo, ni una persona con una autoestima sana puede evitar pasar por momentos en los que le es difícil confiar en sí misma, por ello, no debemos tomarnos tanto en serio. Hay varias cosas que podemos hacer para comenzar a confiar más en nosotras mismas y en Fratela te decimos cómo lograrlo:

1-      Reconoce que todas las emociones provienen de tus pensamientos y que tú puedes controlarlos.

Seguramente te ha pasado que al ver una película triste, ésta te hace llorar o por el contrario, una comedia te hace reír. Lo mismo pasa con tus pensamientos, cuando tienes recuerdos tristes, te entristeces y cuando tienes recuerdos felices, te sientes feliz. Esto se debe a que la mente es muy poderosa y no siempre puede distinguir entre lo que sucede realmente y un simple pensamiento. Las emociones se alimentan de pensamientos, si evitas tener pensamientos fatalistas o tristes, tus emociones no se tornarán negativas. El ejercer control sobre nuestros pensamientos y nuestras emociones, es un hábito que debemos practicar diariamente. En vez de atormentarte con pensamientos de desconfianza hacia ti, trata de pensar cosas positivas y espera siempre lo mejor.

2-      Cambia tu perspectiva, agradece y cuenta tus bendiciones. Reconoce tus habilidades, talentos y las cosas buenas que has alcanzado hasta ahora.

Mucho de lo que vivimos y cómo lo vivimos, tiene que ver con la forma en que vemos las cosas. Si cambias la forma en que ves las cosas, las cosas que ves cambian, eso dice sabiamente Wayne Dyer. Si en vez de enfocarte en todo lo que está mal de tu vida, te enfocas en todas las cosas buenas, automáticamente te sentirás mejor contigo, por ejemplo; las personas que te quieren, tu buena salud, tu talento para hacer reír a los demás, lo confiable que eres para otras personas, todos los logros que has alcanzado como algún grado académico o una hermosa familia, todo cuenta.

3-      Acepta el momento por el que estás pasando, evita sentir resistencia o desesperación ante la situación.

Mucho del sufrimiento que experimentamos los seres humanos, está relacionado con nuestra incapacidad para aceptar nuestra realidad actual. Vivimos en una constante lucha contra “lo que es” y esto nos impide disfrutar del momento presente. Una actitud negativa, jamás nos ayudará a cambiar nuestra realidad por una positiva en el corto, mediano o largo plazo. En vez de desesperarte y sentir frustración, enfócate en buscar soluciones que te ayuden a cambiar tu situación, recuerda que el futuro se construye día a día, no sucede de un momento a otro, todo sigue un proceso.

4-      Aprende a ver las situaciones difíciles como aprendizajes que te ayudarán a crecer para llegar a donde quieres.

Cuando percibimos las situaciones difíciles como un castigo en vez de aceptarlas como aprendizajes, nos frustramos y nos sentimos infelices. Si en vez de sentirnos castigados, elegimos sentirnos motivados a aprender de nuestros errores o de las pruebas que nos pone la vida, superaremos la adversidad y no sólo saldremos fortalecidos, sino que la próxima vez enfrentaremos con mayor facilidad una situación similar. ¿Cómo podría un niño evitar tocar el fuego sin antes haberse quemado? Trata de aprender de las situaciones y evita usarlas como una justificación para sentir lástima por ti.

5-      Mantén una mentalidad positiva y espera siempre lo mejor después de un momento difícil.

Como habíamos mencionado anteriormente, una mente negativa, jamás te dará una vida positiva. Por ello es importante que ante cualquier situación difícil, hagas todo lo posible por mantener una buena actitud. Un ejercicio que ayuda mucho a mantenerse en un canal positivo, es recordar alguna ocasión difícil en que te hayas sentido de la misma forma y que hayas superado exitosamente, seguramente esa vez no duró para siempre esa sensación de malestar. ¿Qué hiciste en ese momento para superar esa circunstancia? Trata de recordarlo y busca soluciones similares que se adapten al problema actual, verás cómo comenzarás a sentirte mejor y a confiar en que tienes la capacidad de enfrentar momentos adversos.

6-      Busca el apoyo de personas positivas en las que puedas confiar.

Rodearte de personas que te impulsen y te ayuden a confiar en ti es sumamente importante. La gente en quien puedes confiar y sabes que a pesar de todo, estará ahí para ti es un gran apoyo. En cambio cuando eliges rodearte de personas negativas, ocurre lo contrario, disminuye tu confianza en ti y en los que te rodean.

7-      Actúa, toma control sobre lo que te sea posible.

Confiar en nosotros mismos nos ayuda a tomar buenas decisiones y esto a su vez, nos hace confiar en que somos aptos para enfrentar la vida pero ¿cómo comenzarás a confiar en ti si no tomas acción? Es posible que al principio te equivoques, pero con el tiempo lograrás confiar en ti al ver resultados positivos en tu vida diaria. Si no actúas, será difícil que las cosas comiencen a mejorar.

Una autoestima sana ayuda a tener más confianza  en uno mismo, puedes buscar alguna terapia donde te ayuden a trabajar en ella para que logres mejorarla. Sin duda es importante para cualquier persona, sentirse apta para enfrentar su vida, todo comienza con una decisión.

Si has logrado superar una situación difícil a través de la confianza en ti misma, compártelo con nosotras en los comentarios.

 



Tags: adversidad, autoestima, bienestar, confianza, confianza en uno mismo, felicidad, momentos difíciles, soluciones, superar la adversidad