¡Adiós a la piel reseca!

por Redacción Fratela

inlifehealthcare.com][title inlifehealthcare.com

En esta temporada nuestra piel se reseca más por los diversos cambios en el clima y la contaminación en el ambiente. Te recomendamos que cuides de la piel de tu rostro, ya que se puede agrietar o irritar a causa de la resequedad, es por ello que te compartimos estos remedios para humectar tu piel.

Son remedios de bajo costo, los ingredientes los puedes conseguir prácticamente en cualquier lugar y sin duda te ayudarán a mantener tu piel humectada.

Remedio # 1: En vez de usar jabón para limpiar tu rostro, utiliza una cucharada de leche con una cucharada de yogurt y aplica en la zona para humectar, después remueve con agua. Después de realizar el procedimiento, aplica una loción humectante. Recuerda que si tu piel es grasosa, no se recomienda que la humectes en exceso, ya que te podría provocar acné.

Remedio # 2: Este remedio te ayudará a mantener tu piel hidratada, mezcla una cucharada de aceite de oliva, una cucharada de vinagre de manzana, dos yemas de huevo, una cucharada de levadura de cerveza, dos cucharadas de miel de abeja y dos cucharadas de yogurt. Aplícala como mascarilla, déjala en tu rostro durante veinte minutos y posteriormente retírala con agua.

Remedio # 3: La piel tiende a arrugarse cuando el cutis se encuentra reseco, en especial si es alrededor de los ojos, para las famosas “patas de gallo”, haz una clara de huevo un poco batida, agrega harina de avena hasta que se forme una pasta, aplícala con mucho cuidado en el contorno de ojos y déjala secar. Remueve con agua y aplica un humectante.

Remedio # 4: Para limpiar la piel, en vez de usar una loción astringente que contenga alcohol, utiliza dos cucharadas de leche, agrégale unas gotas de aceite de oliva y usa una bolita o almohadilla de algodón para limpiar el cutis con la mezcla.

Remedio # 5: Para hidratar tu piel, mezcla media taza de jugo de zanahoria con una cucharada de crema de leche y una cucharada de miel de abeja. Aplica la mezcla sobre la piel de tu cara y cuello y déjala actuar durante 25 minutos, posteriormente retírala con agua tibia.

Como puedes ver, existen muchos ingredientes naturales que te pueden ayudar a mantener tu piel hidratada. Cuando tengas un brote en la piel o una resequedad que te parezca anormal, no olvides que es importante que visites a un dermatólogo para que te pueda ofrecer un diagnóstico, siempre te recomendamos buscar un diagnóstico profesional.



Tags: