8 preguntas que debes hacerte antes de renunciar a tu trabajo

8 cosas dejar trabajo

Las razones por las que las personas buscamos dejar nuestro empleo, son infinitas; un jefe complicado, demasiada carga de trabajo, pocas oportunidades de crecimiento profesional, bajo salario, mala relación con los compañeros de trabajo, etc.

Todos tenemos razones para querer dejar nuestro trabajo, sin embargo, muchas veces nos quedamos en él por temor a no encontrar algo mejor. Por otro lado, hay quienes abandonan su empleo sin cuestionarse mucho si sus razones para hacerlo, son lo suficientemente válidas.

A veces nos saboteamos inconscientemente y una forma de hacerlo es a través de renunciar a lo que estamos haciendo, ya sea un proyecto, un empleo, una relación, etc.

Lo importante es que te cuestiones si estás decidiendo porque realmente necesitas un cambio o porque tienes tanto miedo que te estás saboteando. En Fratela, te compartimos varias preguntas que te puedes hacer para decidirlo:

1-      ¿Realmente es tan malo mi trabajo?

Como habíamos dicho anteriormente, muchas veces hacemos cosas para sabotearnos porque inconscientemente tenemos mucho miedo, por ello, vale la pena que pensemos objetivamente si nuestro trabajo realmente es tan malo como pensamos o si tendemos a exagerar; por otro lado, reflexionar si lo que nos molesta de nuestro trabajo tiene o no solución, a veces se puede llegar a acuerdos si lo intentamos. ¿Realmente tu trabajo es tan malo que la única solución es dejarlo?

2-      ¿Qué es exactamente lo que me frustra de mi trabajo?

Enlista todo aquello que no te gusta de tu trabajo como por ejemplo tu relación con tu jefe, tu relación con tus compañeros, tu carga de trabajo, el horario, la distancia de tu casa a tu oficina, etc.

Lo importante es que tengas claro por qué quieres dejar tu empleo y reconozcas si las razones realmente son de peso.

3-      ¿Qué es lo que si disfruto de mi trabajo?

Enlista todo aquello que si amas de tu trabajo como pueden ser; tus actividades, tus compañeros, la cercanía con tu casa, la relación con tu jefe, el lugar donde trabajas, las prestaciones, tu salario, etc.

¿Realmente nada de lo que amas vale lo suficiente como para permanecer en tu empleo?

4-      ¿He hecho todo lo que está en mis manos para mejorar mi situación dentro de mi lugar de trabajo?

Es importante hacer todo lo que está en nuestras manos por solucionar nuestros problemas, si esto no es posible y no hay nada que se pueda hacer y estamos seguras de ello, entonces es bueno comenzar a buscar otro empleo.

5-      ¿Qué es lo que busco o espero de mi carrera profesional, hacia dónde quiero ir?

Cuando no sabemos lo que queremos o esperamos de nuestra vida profesional, es posible que tomemos las decisiones incorrectas, por ello, lo importante es tener claro qué metas queremos cumplir o qué estamos dispuestas a hacer para lograrlo.

6-      ¿Tengo algún tipo de ahorro que me permita cubrir mis gastos mientras encuentro algo más?

Si piensas dejar tu empleo sin haber encontrado otro, es importante que cuentes con algún ahorro que te permita cubrir tus gastos sin la necesidad de endeudarte, también vale la pena recortar algunos gastos innecesarios mientras encuentras otro empleo.

7-      ¿Cuento con el apoyo de mis familiares y amigos?

Contar con el apoyo de los que nos rodean es importante y aunque no es indispensable, nos ayuda a mantener un buen estado de ánimo y a sentirnos seguros. Si cuentas con el apoyo de todos, sentirás menos temor de dar este paso.

8-      ¿Tengo en mente algún plan para no mantenerme desempleada por mucho tiempo?

Si tu idea es tomarte un tiempo para descansar, no necesitas forzosamente de un plan, sin embargo, si pretendes encontrar algo rápido, vale la pena que comiences a buscar nuevas oportunidades de empleo desde antes de renunciar a tu empleo actual. Puedes enviar Currículums a todas las empresas que te llamen la atención, quizá puedas conseguir un empleo antes de abandonar el otro.

Si después de hacerte estas preguntas, sigues firme en tu idea de dejar tu empleo, hazlo, ya que nada amerita que permanezcas en un lugar que sólo te hace sentir tristeza o frustración.

A pesar de las crisis y demás temores que nos inyecta la sociedad, debemos confiar tanto en nosotras mismas como en la vida y saber que habrá más y mejores oportunidades para nosotros.



Tags: desempleo, empleo, encontrar empleo, mujer desempleada, negocios, odio empleo, odio trabajo, renunciar empleo