12 hábitos que te harán una persona más feliz

por Redacción Fratela

12 habitos feliz

La búsqueda de la felicidad es inherente al ser humano, todos soñamos con una vida permanentemente feliz, tendemos a olvidar que la felicidad es una forma de viajar y no un destino final. La vida suele tener altibajos, algunas veces nos va muy bien y otras no tanto, sin embargo nuestra actitud y nuestros hábitos, determinan si llevamos una vida feliz o una vida difícil.

 ¿Te atreverías a adaptar nuevos hábitos que te permitieran ser más feliz?

Estamos a punto de comenzar un nuevo ciclo y seguramente uno de tus propósitos es ser más feliz, por ello en Fratela te queremos compartir 12 hábitos que si cultivas en tu vida, te ayudarán a alcanzar esta meta:

1-      Siente gratitud por todo lo bueno que hay en tu vida.

La mayoría de las personas se enfoca más en lo que falta en su vida, que en lo que tiene. La gratitud, nos acerca a una sensación de abundancia y felicidad. Las personas que logran agradecer lo que tienen, se sienten mucho más felices que aquellas que sólo pueden ver lo que no tienen.

2-      Cultiva el optimismo como una actitud dominante.

Muchas veces cuando escuchamos la palabra optimismo, podemos pensar que es cursi, sin embargo, se trata de que siempre pensemos positivamente y esperemos lo mejor de las situaciones, esto nos ayuda a tomar decisiones que no están basadas en el temor. Tener pensamientos positivos, nos ayuda a sentirnos más felices.

3-      Siempre ten sueños y metas.

Es difícil sentirse feliz cuando no se tienen sueños y objetivos en la vida, es importante que sepamos qué queremos cumplir en el corto, mediano y largo plazo. Tener algo que esperar de la vida nos ayuda a contactar con el entusiasmo u optimismo. Ir cumpliendo con nuestros objetivos nos llenará de bienestar y satisfacción.

Si bien la felicidad no se encuentra en nada externo, hacer cosas por nosotros mismos, mejora nuestra autoestima y la confianza que nos tenemos.

4-      Cuida tu alimentación y tu salud.

Somos lo que pensamos pero también somos lo que comemos, por ello, es importante que demos a nuestro cuerpo sólo alimentos de buena calidad, que tratemos de evitar la chatarra y que busquemos cocinar todo lo que ingerimos. Otro factor que no debemos descuidar es hacer ejercicio con regularidad y evitar hábitos dañinos como el tabaquismo y beber alcohol en exceso. Recuerda que la salud no tiene precio y es algo que debemos valorar en todo momento.

5-      Confía en ti.

La autoestima es un músculo que debemos ejercitar todos los días, ya que es sólo a través de la acción, que logramos incrementar nuestra confianza en nosotros mismos. Actúa y recuerda que los errores son aprendizajes, rara vez las cosas salen a la primera, atrévete a confiar en ti y en tus decisiones. Una persona feliz confía en sí misma.

6-      Jamás sientas lástima por ti o por las personas a tu alrededor.

Un veneno muy poderoso es sentir lástima por uno mismo, ya que nos impide movernos del lugar en el que nos encontramos. Preguntarnos -¿Por qué a mí? – sólo empeora la situación, es mejor preguntarse “para qué”, ya que tomaremos el aprendizaje y seguiremos avanzando. Vale la pena reconocer nuestros errores para admitir nuestra responsabilidad. Sentir lástima de otros tampoco es positivo, es mejor sentir empatía o incluso compasión, esto quiere decir que en vez de compadecer al otro, lo comprendemos. Una persona feliz no se compadece ni de sí misma ni de otros.

7-      Deja de compararte con otras personas, en su lugar, procura ser tu mejor versión.

Cuando nos comparamos con otros, nos sentimos frustrados y resentidos, en el fondo no conocemos la realidad de las circunstancias de las otras personas, por ello vale la pena que nos enfoquemos en nuestro propio camino, que reconozcamos nuestro valor; nuestras habilidades, talentos y virtudes; para dejar de fijarnos en el bienestar ajeno. Esfuérzate por ser lo mejor que puedas sin dejar de ser tú, nada es más valioso que ser tú misma. Aceptarte tal como eres te hará sentir más feliz.

8-      Aprende a perdonar y ofrece disculpas.

Cuando nos liberamos del pasado y de nuestros resentimientos, logramos ver la vida de una forma distinta, más alegre y sana. Permítete dejar ir a los que te han lastimado o lo están haciendo, no te enganches más con la incapacidad de otras personas. El perdón se logra cuando tenemos aceptación del pasado, sentimos compasión al comprender a quien nos lastimó y elegimos seguir adelante sin justificarnos o significarnos a través de nuestro dolor. Sé libre, esta es la forma de romper con las ataduras que te impiden avanzar y ser feliz.

9-      Permítete disfrutar de los pequeños momentos.

Nuestro entorno nos bombardea con ideas inalcanzables de bienestar, sólo seremos felices cuando seamos talla cero, cuando tengamos una mansión con 10 recámaras, mucho dinero en el banco y un auto lujoso último modelo. Esta es una trampa que nos impide contactar con la felicidad, vivimos en el pasado o en el futuro y rara vez disfrutamos del momento presente y de sus regalos. ¿Hace cuánto no disfrutas de un amanecer o de la risa de un niño o de una comida que disfrutes mucho o de pasar tiempo con tus seres queridos? Aprender a valorar los pequeños momentos, nos llena de felicidad y nos hace más ligero el camino. ¿Te atreves a disfrutar del presente?

10-   Fomenta en tu vida la espiritualidad.

La espiritualidad nos ayuda a vivir en el presente, a buscar siempre ser mejores personas y a confiar en la vida o en un poder más grande que nosotros mismos. Es difícil esperar lo mejor de la vida si nos cuesta trabajo confiar en algo superior que sólo quiere lo mejor para nosotros. Vivir una vida espiritual nos permite ser más felices, ya que confiamos más en nosotros mismos y en la vida, por lo tanto esperamos lo mejor y tomamos mejores decisiones.

11-   Mejora tu relación con los que te rodean y valora a tus seres queridos.

Una clave importante para la felicidad es mantener relaciones sanas con otras personas. Vivir en conflicto, genera tensión y preocupación, por ello es importante que nos rodeemos de personas valiosas que nos aporten cosas positivas. Valorar a nuestros familiares y amigos, a su vez,  nos hace sentir queridos y valiosos.

12-   Comprométete con tus metas u objetivos.

Tus sueños y metas jamás se cumplirán si no tomas acción, el compromiso es fundamental para lograrlo. Si te comprometes, no habrá nada que evite que cumplas con todas tus metas. Crea un plan de acción para llegar hasta el final. Tener sueños e ilusiones, nos hace más felices.

La única persona que puede hacerte feliz, eres tú. Los hábitos tanto buenos como malos, definen el rumbo que tomará nuestra vida, si son positivos, tendremos una vida positiva y feliz.

¿Te animas a cultivar hábitos positivos en tu vida que te ayuden a sentirte plena y feliz?



Tags: bienestar, buenos hábitos, felicidad, feliz, hábitos, mujer feliz, mujeres felices, perdón, transformación